En el mundo de la telefonía, la tendencia de empresas y autónomos dirige cada día más hacia el renting, debido a la obsolescencia programada de los equipos, las baterías y la rápida actualización de los terminales móviles y es necesario un servicio eficiente para que las empresas puedan ejercer su trabajo sin contratiempos, incluso por un accidente con el equipo móvil.

En 2013 fuimos pioneros en ofrecer el primer renting de telefonía móvil a nivel nacional, creando un pack completo para que las Pymes y autónomos puedan acceder a terminales sin perdidas en los costes de equipo, hoy en día varias empresas intentan imitar nuestro producto, ofreciendo servicios de leasing camuflados en renting o alquiler (el leasing es un producto financiero pero la deducción pasa a 4 años, como cualquier bien adquirido por la empresa). Nuestro servicio es 100% deducible IVA y costes “totales” en el plazo contratado, además en un renting no es posible comprar el bien dentro de contrato o quedárselo al finalizar el mismo, (este pasaría a ser un activo depreciable cuyo valor ya se ha amortizado y deducido).

El Servicio técnico profesional que hay detrás de RentingMovil le facilita soluciones reales a sus problemas en telefonía y con la confianza que siempre dispondrá de un asesor técnico especializado (TAG) para ofrecerle una solución en tiempo real a sus incidencias.

La Experiencia de 18 años en el sector de las telecomunicaciones nos permite ofrecerle una solución a medida para que no pague ni un euro de más, ni recorte en servicios básicos y pueda ejercer su labor empresarial de manera eficiente y sin contratiempos.

En Seguridad móvil no tenemos competencia, nuestros terminales incluyen un sistema operativo con un nivel de seguridad premium denominado “S.A.M.” que le garantiza unas comunicaciones protegidas y seguras, evitando fugas de datos y posibles intrusiones maliciosas.

Todo ello en un mismo pack y una cuota deducible.

Si desean ampliar información visite nuestra web o contacte con nosotros.

RentingMovil Expert T.A.G.

Escrito por Ivan do Rosario